El estrés emocional y psicológico es un importante promotor de dolores de cabeza. El dolor de cabeza tensional es la forma más común de cefalea, y puede ser considerado crónico si sucede más de 2 veces por semana durante un mes. Las cefaleas tensionales ocurren cuando los músculos del cuello y del cuero cabelludo se tensionan o se contraen. Las contracciones musculares pueden ser una respuesta al estrés, la depresión, un traumatismo craneal o la ansiedad. Las cefaleas tensionales tiene poca respuesta a los antiinflamatorios comunes, por lo que es muy difícil combatirlas.

Una vez tuve una paciente que despertaba todos los días con una horrible jaqueca. Durante un mes, ella utilizó todos los medicamentos disponibles, pero los dolores de cabeza volvían.

Finalmente hablé con ella acerca de su nivel de estrés. Ella reveló que la idea de ir a su trabajo todos los días le causaba un nudo en el estómago, que estaba preocupada por la reciente ruptura de su relación y que tenía problemas económicos.

Todo era una llamada de atención. Su biografía, no la biología, era la raíz de su dolor de cabeza. Le enseñé algunas técnicas básicas de respiración y le recomendé clases de yoga, donde aprendió a liberar su estrés. Esta combinación, además del ejercicio más frecuente, le ayudó a despejar la niebla de la depresión subyacente, y sus dolores de cabeza desaparecieron. Eventualmente, cambió de trabajo y los nudos en el estómago también se fueron.

Cuando sufras de dolor pregúntate:

¿Qué está dando vueltas en mi cabeza?

¿Con qué estoy siendo necio?

¿Estoy sustituyendo la acción por el pensamiento?

Responderte estas preguntas honestamente ayudará a que conozcas el motivo de tu dolor de cabeza, lo que te permitirá tomar cartas en el asunto para dejar a tu mente descansar.

Productos recomendados:

Rescate®: Flores de Bach para el estrés, la ansiedad y la depresión.

ok_1098

Nervioso-11: Fórmula Homeopática para tratar Dolor de Cabeza y Migraña

nervioso11

Aceite esencial de Hierbabuena: Alivia el dolor de cabeza frotando 1 gota en tus sienes.

aceite esencial de hierbabuena

Deja un comentario