Los riesgos de tu desodorante

Diariamente entras a la regadera, y lavas tu cabello con shampoo orgánico de aceites naturales, al salir hidratas tu piel con una loción casera de aceite de coco, y por último terminas tu rutina aplicando maquillaje natural y libre de químicos. Probablemente vives tu día a día utilizando productos a los cuales les dedicaste tiempo en investigar que fueran los mejores para tener una vida saludable y  libre de tóxicos. Sin embargo hay algo en lo que seguramente jamás habías pensado en cuestionar, que aplicas en tu cuerpo habitualmente y que está infestado de sustancias tóxicas y metales: tu desodorante y antitranspirante.

Como la consumidora consciente y mamá responsable que eres, te preocupas por buscar las opciones de productos menos dañinos que traigan un beneficio  no solo para tu familia sino también para ti. Debido a que tus bebés pasan una gran parte de su tiempo en contacto con tu piel y en general con tu cuerpo quieres asegurarte de que están siendo expuestos a los ingredientes más nobles y puros. No debes olvidar prestar atención al uso de tu desodorante y antitranspirante, sobre todo si estás amamantando ya que tu bebé tiene contacto directo con el área de tu antebrazo.

Para poder entender la importancia que tiene el cuidar el uso de tu antitranspirante, primero te explicaremos más a detalle de que se componen la mayoría de ellos, y la diferencia que hay entre un antitranspirante y un desodorante.

  • El desodorante por lo general está elaborado con ingredientes antibacteriales (como el Triclosan) y fragancias. Su propósito principal es el de eliminar o enmascarar los malos olores.
  • El antitranspirante por lo general está elaborado con ingredientes disolventes en agua (como el aluminio) Su propósito principal es el de crear una barrera para impedir que el sudor llegue a la superficie de la piel.

Lo que la mayoría de las marcas comerciales que se encuentran en el mercado prometen y ofrecen son los  resultados efectivos mencionados anteriormente, para lo cual muchas veces utilizan ingredientes sospechosos o dañinos para lograrlo. A continuación te presentaremos un listado de los ingredientes que se utilizan comúnmente y sus efectos en la salud:

 Aluminio:

Actúa como disolvente y crea una barrera temporal en las glándulas sudoríparas manteniendo así tus axilas secas.

  • Riesgos: Cuando es expuesto al sudor el aluminio imita los efectos hormonales del estrógeno lo que puede llegar a incrementar la posibilidad de tener cáncer de mama.

 Triclosan:

Es un componente químico que actúa como antibacterial.

  • Riesgos: Estudios recientes hechos en animales han demostrado que el Triclosan puede llegar a alterar la regulación de hormonas en el cuerpo.

 Parabens:

A pesar de que la mayoría de las compañías fabricantes de desodorantes y antitranspirantes han dejado de usarlo en sus productos, todavía se puede encontrar en algunos tipos.

  • Riesgos: Al igual que el aluminio los Parabens tienen la acción mímica del estrógeno por lo que los científicos creen que su uso puede ser causa de cáncer.

 Propaneidol:

Es un líquido sintético usado par absorber el sudor y mantener la suavidad en la piel.

  • Riesgos: Se ha registrado como un estimulante potencial de enfermedades para los sistemas dérmicos, renales y respiratorios.

Ya que no existe el desodorante comercial perfecto es importante estar informadas y tener en cuenta los ingredientes con los cuales están fabricados para así tomar la decisión de compra que nos ofrezca los mayores beneficios. Biohomed te ofrece un desodorante artesanal con aroma de lavanda (aceite esencial 100% puto y natural).

Deja un comentario