La primavera ya está aquí y con ella los jardines que reverdecen, las flores llenando la ciudad y los días brillantes y cálidos. Es una excelente época para disfrutar y llenarnos de energía. Sin embargo esto puede ser complicado si sufres de alguna alergia estacional.

Las alergias estacionales ocurren cuando el organismo no es capaz de adaptarse a los cambios en el medio ambiente. La respuesta de nuestro organismo ante estos cambios activa los mecanismos de defensa, estimulando la producción de histamina, un químico altamente inflamatorio.

Los aceites esenciales con propiedades antihistamínicas y antiinflamatorias son magníficos para aliviar los síntomas de las alergias estacionales y mejorar nuestra respuesta ante los cambios del medio ambiente.

Te sugerimos tener en casa este botiquín aromático de primeros auxilios:

  • Aceite esencial de Lavanda
  • Aceite esencial de Limón
  • Aceite esencial de Hierbabuena
  • Aceite esencial de Eucalipto globulus

Cómo utilizar estos aceites:

Para aliviar la congestión nasal: Mezcla 2 gotas de Lavanda, 2 gotas de Limón y 1 gota de Hierbabuena sobre la palma de tu mano, e inhala durante un minuto. También puedes poner esta poderosa mezcla en un humidificador para limpiar el ambiente de tu habitación.

Para tratar la congestión durante la noche: Añade 4 gotas de aceite esencial de Eucalipto globulus a 1 cucharadita de aceite vegetal. Aplícalo sobre tu pecho y déjalo toda la noche. Dormirás mucho mejor y despertarás revitalizado.

Para el eczema o erupciones cutáneas: Aplica directamente aceite esencial de Lavanda sobre el área afectada. Notarás una sensación calmante que aliviará rápidamente la inflamación y acelerará la cicatrización.

Para quienes padecen asma: El aceite esencial de Galbano es ideal para tratar estos casos, ya que evita los espasmos bronquiales y desinflama los bronquios. Es antiespasmódico y expectorante. Para utilizarlo sobre el pecho, mezclar 3 gotas de Lavanda con 2 gotas de Galbano en una cucharada de aceite base de ajonjolí y dar un suave masaje.

¡Prueba estos sencillos remedios y cuéntanos cómo te funcionaron!

Productos recomendados:

Aceite Esencial de Lavanda:

aceite esencial de lavanda

Aceite Esencial de Hierbabuena:

aceite esencial de hierbabuena

 Crema Relajante:

crema relajante

Brisa Lavándula:

brisa lavándula

Deja un comentario