5 formas naturales para combatir la inflamación crónica

mujer felicidadLa inflamación es un mecanismo de defensa natural que utiliza el organismo cuando sufrimos un daño o una infección. Mientras que la inflamación aguda es un proceso útil para el cuerpo cuando tiene una lesión, como una herida en el dedo o una torcedura en el tobillo, la inflamación crónica es perjudicial y muy peligrosa.

Estudios recientes en los centros de investigación más importantes alrededor del mundo como la Clínica Mayo, han demostrado que la inflamación crónica se asocia con algunos de los más graves problemas de salud, como enfermedades cardíacas, cáncer de colon, cáncer de mama y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple y la artritis reumatoide.

Te presentamos la forma más fácil de ajustar tu dieta para disminuir la inflamación aguda y crónica, y así mejorar tu salud en general y prevenir enfermedades:

1. Asegúrate de estar comiendo suficientes ácidos grasos Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 que se encuentran en los pescados de agua fría, como el salmón y el atún, y en semillas como la linaza y la chía, tienen propiedades anti-inflamatorias muy potentes. Te recomendamos consumir al menos 1 gramo diario de Omega-3 puro. Estudios científicos han demostrado que el consumo de este aceite previene el cáncer, disminuye el colesterol, mejora la salud cardiovascular y disminuye los síntomas de la artritris y la esclerosis múltiple, entre muchos otros beneficios.

2. Disminuye los ácidos grasos Omega-6 y las grasas trans

Los ácidos grasos Omega-6 promueven la inflamación del cuerpo a través de la producción de compuestos inflamatorios. La mayoría de las personas comen demasiadas grasas omega-6, que se encuentran en los aceites de maíz, soya y algodón. Otro tipo de grasas pro-inflamatorias son las grasas trans, contenidas en cualquier alimento con “aceite parcialmente hidrogenado” en su lista de ingredientes. Normalmente se encuentran en productos horneados, manteca y margarinas.

3. Come alimentos ricos en antioxidantes

Los radicales libres son compuestos altamente reactivos que pueden dañar las células de tu cuerpo, además de crear y contribuir a la inflamación crónica. Los antioxidantes son capaces de neutralizar estos radicales libres para reducir la inflamación. Los antioxidantes son las vitaminas A, C, y E, así como los pigmentos de colores de las frutas y verduras. Puedes encontrar estos antioxidantes en alimentos que estén llenos de color y frutas y verduras de temporada.

4. Evita el azúcar y los carbohidratos refinados

El azúcar y los carbohidratos refinados contribuyen a elevar al azúcar en la sangre, así como los niveles de insulina. La insulina elevada puede causar y agravar la inflamación. Además, el azúcar y los carbohidratos refinados también contribuyen al aumento de peso y grasa corporal. Se sabe que el exceso de grasa corporal promueve la producción de agentes inflamatorios, por lo que el sobrepeso y la obesidad son considerados factores de riesgo para enfermedades inflamatorias crónicas.

5. Usa especias al cocinar

Especias como la cúrcuma y la canela tienen una gran cantidad de antioxidantes y agentes que combaten la inflamación crónica. Utilízalas al cocinar o tómalas en forma de suplementos.  También puedes tomar tés con alto contenido de antioxidante, como el té verde, un excelente antiinflamatorio.

 

Productos recomendados:

Pro Vitality+: nutrición diaria comprimida.

Pro Vitality+

Omega III Salmon Oil Plus: los 8 Omegas 3 necesarios para una nutrición completa, en cápsulas.

landingpage_l

PhytoDefense: protección diaria de fitonutrientes.

landingpage_l (1)

No hay comentarios

  1. 04/04/2015 at 12:02 PM

    Grandes consejos,
    Yo he bajado los ácidos omega 6 y los trans y he notado mejoría en la inflamación que tenía.
    También he utilizado un antiinflamatorio natural que es la boswellia y me ha ayudado bastante.
    Saludos

    • Dra. Liliana Gómez-Reply
      04/07/2015 at 11:26 PM

      Gracias por el tip. Nos alegra mucho te hayan gustado los consejos. ¡Saludos!

Deja un comentario