10 razones por las que el estrés es peligrosamente tóxico

Lo que pensamos y sentimos, y el tiempo que lo hacemos, determina nuestra salud. Las investigaciones científicas han demostrado que el estrés es un factor que afecta todas las áreas de nuestra vida. Sin embargo la mayoría de nosotros subestimamos sus efectos sobre nuestra salud física, mental y emocional.

La ciencia demuestra que hay 10 maneras concretas en que el estrés que enfrentamos diariamente puede llegar a ser peligrosamente tóxico para nuestro cuerpo:

1. El estrés cambia la expresión génica.

Las sustancias químicas que se liberan en nuestro cuerpo cuando estamos estresados “prende” o “apaga” genes que determinan cuánta grasa almacenamos después de comer, qué tan bien funciona nuestro sistema inmunológico, la velocidad a la que envejecemos y la capacidad de nuestro cuerpo para reparar mutaciones y células cancerígenas.

human-753172_12802. Los acontecimientos que vivimos en nuestras etapas más tempranas determinan cómo respondemos ante el estrés. 

Las investigaciones muestran que los eventos en etapas muy tempranas de la infancia “fijan”  los niveles de corticotropina. La corticotropina es la hormona que regula la liberación del cortisol, también llamada hormona del estrés.

3. El estrés causa daño cerebral.

Niveles elevados de la hormona del estrés dañan partes críticas del cerebro como el hipocampo, el área responsable de la memoria. Esto se explica porque se altera la actividad de los neurotransmisores (por ejemplo, dopamina, norepinefrina y glutamato) y se suprime la neurogénesis (es decir, la generación de nuevas neuronas).

4. El estrés deprime al sistema inmunológico y aumenta la inflamación.

Desde la desaceleración de la cicatrización de una herida hasta la disminución de los efectos protectores ante las infecciones, el estrés es el último inmunomodulador. El estrés también puede reactivar las infecciones latentes, las personas que contraen el herpes o fuego labial lo saben por experiencia. Además ante el estrés el organismo baja la guardia contra las células cancerígenas.

5. El estrés crónico daña la fuente de energía en tu cuerpo: las mitocondrias.

Las mitocondrias producen la energía que necesita nuestro cuerpo: el ATP, el combustible a través del cual todas las células y órganos del cuerpo hacen su trabajo. Los daños en las mitocondrias se producen debido al estrés oxidativo, lo que reduce su capacidad para producir ATP y nos hace sentir cansados. La buena noticia es que este daño es reversible cuando el estrés desaparece.

6. El estrés reduce tu capacidad para metabolizar y desintoxicar.

Los estudios han demostrado que la actividad de cientos de genes responsables de las enzimas que descomponen las grasas y desintoxican al cuerpo de los medicamentos, alcohol y otras toxinas, se ve afectada negativamente por el estrés. El estrés también puede aumentar tu carga de toxinas, ya que estimula el deseo por alimentos con alto contenido de azúcares y grasas.

7. Tu sistema cardiovascular responde al estrés.

El estrés libera una gran cantidad de adrenalina que nos prepara para huir de los peligros. Sin embargo, hoy en día la mayoría de las cosas que nos estresan son psicológicas, por lo que no necesitamos salir corriendo. Aun así ante el estrés aumenta nuestro ritmo cardíaco, lo que provoca que con el tiempo aumente el espesor de las paredes de las arterias, lo que conduce a padecer presión arterial alta y enfermedad cardíaca.

8. El estrés se mete con tus hormonas sexuales.

El estrés disminuye la cantidad de hormonas sexuales disponibles para las células, lo que conlleva múltiples desórdenes, desde falta de deseo sexual hasta menstruación irregular e infertilidad.

9. El estrés es dañino para los huesos y los músculos.

Hay evidencia de que los niveles de estrés elevados se asocian con una menor densidad mineral ósea. Además, el estrés crónico disminuye la masa muscular y la sustituye por masa grasa.

10. El intestino y el estrés están íntimamente entrelazados.

Es una sensación que todos hemos tenido: un nudo en el estómago cuando vas a una entrevista de trabajo. Vómito después de un susto muy fuerte. Mariposas en el estómago cuando estás emocionado. El sistema digestivo es el primero en reaccionar ante las emociones. El estrés afecta la función de tu intestino todos los días. Hace más lento el tránsito y causa estreñimiento. En el intestino el aumento del crecimiento de bacterias malas provoca inflamación y colitis.

Después de leer este artículo ya no tienes pretexto. Sabes cómo el estrés está afectando tu salud. ¡Comienza a hacer cambios hoy! Si deseas conocer cómo puedes reducir hoy tus niveles de estrés, checa nuestros artículos del mes.

Fuentes:

Childhood poverty, chronic stress, and young adult working memory: the protective role of self-regulatory capacity.Evans GW, Fuller-Rowell TE.Dev Sci. 2013 Sep;16(5):688-96. doi: 10.1111/desc.12082. Epub 2013 Jul 30.

Adding fuel to the fire: the impact of stress on the ageing brain. Prenderville JA, Kennedy PJ, Dinan TG, Cryan JF.Trends Neurosci. 2015 Jan;38(1):13-25.

Productos recomendados:

Rescate®: Flores de Bach para el estrés, la ansiedad y la depresión.

ok_1098

Aceite Esencial de Lavanda: esencia aromática 100% natural y relajante.

aceite esencial de lavanda (2)

Crema Relajante: con aceites esenciales de aceite de lavanda, rosa geranio y bergamota. Relaja, hidrata y tonifica.

crema relajante

 

Deja un comentario