¿Estás amamantando? Estos tips de nutrición son para ti

amamantar bebé maternidad“¿Es necesario que siga una dieta especial?” es una pregunta muy frecuente cuando una mamá esta amamantando.  En la mayoría de los casos, la respuesta es: debes seguir una dieta saludable. Las madres que amamantan a sus bebés deben seguir una dieta balanceada y beber suficientes líquidos. Si bien una de las principales preocupaciones de quienes acaban de tener un bebé es perder el peso que se ganó durante el embarazo, no es recomendable seguir un estricto programa para adelgazar, especialmente durante los primeros meses de lactancia.

Si la madre y el bebé se encuentran saludables, no es necesario seguir estrictos lineamientos nutricionales, sin embargo, las siguientes sugerencias pueden ayudar a centrar su atención en sus patrones de alimentación:

Bebe suficientes líquidos
Después del parto podrás notar que tienes sed; esto se debe a que tu cuerpo perdió el exceso de líquido acumulado durante el embarazo.  Después de esta etapa, el cuerpo compensará la sed basándose en sus necesidades. Sin embargo, la mayoría de las madres no se dan cuenta de que tienen más sed durante la lactancia. Bebe muchos líquidos como jugos, agua, té y sopas para calmar tu sed. Puedes ingerir cualquier líquido, pero limita la ingesta de aquellas bebidas que contengan cafeína. No es necesario forzar la ingesta de líquidos; no obstante, es conveniente beber cada vez que tengas sed. Mientras amamantas, ten a la mano algo para beber.

Come alimentos variados
Come una variedad de alimentos. El mejor indicador de cuánto comer debe ser tu apetito. En general, las madres tienen más hambre durante los primeros meses de la lactancia. No deben ignorar la sensación de hambre mientras están produciendo leche para el bebé.

Consume suficientes calorías
Come diferentes alimentos para ingerir las calorías, las vitaminas y los minerales necesarios para estar saludable. Se recomienda para las mexicanas una ingesta calórica diaria de mínimo 1800 calorías, a la que se le deben sumar 500 calorías adicionales durante la lactancia. Los alimentos de las siguientes categorías alimenticias ofrecen los valores nutricionales más altos:

  • carnes
  • frijoles
  • verduras (especialmente las verduras de hojas verdes)
  • frutas o jugos de frutas 100 por ciento natural (no bebidas de frutas)
  • panes, cereales y granos
  • leche, queso y huevo

Consume Omega-3
Los ácidos grasos Omega-3 son esenciales para la formación y el crecimiento del cerebro de tu bebé. Cuando tu consumes suficiente Omega-3, ambos tienen suficientes ácidos grasos: tú para regular tu función hormonal y neuroendócrina y, a través de la leche, tu bebé parar nutrir su cerebro. El consumo deficiente de Omega-3 se ha asociado con la depresión post-parto y una menor capacidad cognoscitiva del bebé.

Otras consideraciones para la dieta durante la lactancia

El consumo de alcohol y la lactancia
El consumo de alcohol crónico o frecuente representa un problema para el desarrollo motriz del bebé. Además, puede interferir en el reflejo de eyección de leche (que baje la leche). Esto puede ser una sorpresa para las madres que creen que las bebidas alcohólicas estimulan la bajada de la leche porque las hacen sentir más relajadas.

bebé2Alimentos picantes o que producen gases
Los alimentos picantes o que producen gases son comunes en muchas culturas y no perjudican a la mayoría de los bebés. Son pocos los bebés que desarrollan gases o cólicos cuando sus madres comen determinados alimentos. Sin embargo, no existe un alimento determinado que ocasione problemas a todos los bebés. A menos que notes que tu bebé reacciona dentro de las seis horas después de amamantarlo cada vez que ingieres un alimento determinado, no es necesario evitar ningún alimento en particular.

Dietas vegetarianas
Las dietas vegetarianas o mayormente vegetarianas han sido el pilar de muchas culturas durante muchos siglos y, en general, la leche de las madres vegetarianas tiene tantos nutrientes como la de las demás madres. Si quieres asegurarte de que tu dieta incluya todas las proteínas, come las combinaciones adecuadas de granos y legumbres o añada queso y huevo.  Podrías necesitar suplementación de vitamina D, hierro y calcio durante la lactancia. Además, la leche de las madres que siguen dietas vegetarianas estrictas o macrobióticas puede carecer de vitamina B12; por lo tanto estas madres necesitan suplementos de vitamina B12 para que su leche también contenga una cantidad suficiente de esta vitamina.

Café, té o gaseosas
Puedes ingerir bebidas con cafeína. Sin embargo, la cafeína puede hacer que tu bebé esté inquieto, irritable o tenga dificultades para dormir, en especial si bebiste una gran cantidad o demasiado rápido. Durante la lactancia, ingiere principalmente bebidas sin cafeína.

Transtornos de salud que deben tomarse en cuenta
Algunos trastornos de salud pueden afectar directa o indirectamente la lactancia. Estos pueden incluir, pero no se limitan a, los siguientes:

  • Trastornos metabólicos, como diabetes o enfermedades de la tiroides
  • Trastornos en la alimentación o depresión: también pueden influir en el apetito y la dieta.

Afortunadamente, la mayoría de los trastornos no son incompatibles con la lactancia. Un nutricionista especializado en nutrición perinatal puede ayudarte a desarrollar un plan de alimentación razonable si existe algún trastorno de salud que influya en la cantidad de alimentos que ingieres o en la forma en que el cuerpo los utiliza.

Si en algún momento tienes dudas sobre nutrición o alimentación saludable durante la lactancia, consulta a tu médico o a un nutricionista especializado en nutrición perinatal.

Fuente: The University of Chicago Medicine Comer Children’s Hospital

 

Productos recomendados:

Omega III Salmon Oil Plus: los 8 Omegas-3 necesarios para una nutrición completa, en cápsulas.

landingpage_l

Deja un comentario