Elegir alimentos saludables para comer puede ser difícil cuando existen muchas opciones, comemos fuera de casa y tenemos poco tiempo. Hacer pequeños cambios en nuestras elecciones diarias puede hacer una gran diferencia:

1. Elige fruta fresca en lugar de fruta deshidratada. La fruta fresca tiene una mayor cantidad de antioxidantes, te hidrata y tiene menos azúcares por porción que la fruta deshidratada.

2. Disfruta del aguacate en lugar de mayonesa procesada. Los aguacates tienen aceites súper saludables y realzan el sabor de los alimentos mientras disminuyen los triglicéridos y te llenan de vitamina E.

3. Elige legumbres en lugar de papas. Comer una variedad de legumbres aumentará la cantidad de fibra, vitaminas y minerales que ingieres, mientras que disminuyes la ingesta de almidones.

4. Usa vegetales frescos en lugar de enlatados. Los vegetales enlatados han perdido la mayoría de sus vitaminas por el proceso de cocimiento al que han sido sometidos, además de que tienen una gran cantidad de sodio y otros conservadores dañinos para la salud.

5. Elige yogurt orgánico sin azúcar. El yogurt natural orgánico es una excelente fuente de acidófilos, bacterias benéficas para el organismo. Estas bacterias no se encuentran en suficientes cantidades en las bebidas lácteas procesadas. Elige un yogurt sin azúcar, y añade frutas frescas y nueces.


Sigue estos fáciles tips y pronto notarás una diferencia significativa en tu salud, peso y energía.

Deja un comentario