El verano es esa maravillosa época del año en la que podemos disfrutar de nuestros hijos, descansar algunos días del trabajo, vacacionar y entrar en contacto con la naturaleza; sin embargo, el estrés también puede hacerse presente si no tenemos en cuenta lo siguiente:playa

1. No confundas sentir calor con estrés. En verano el aumento de la temperatura fatiga, por lo que podríamos sentirnos más agobiados de lo normal; sin embargo, es importante que encuentres soluciones para disminuir tu temperatura corporal como hidratarte de forma adecuada y aumentar la circulación del aire para refrescar los espacios. De esta forma podrás evitar la deshidratación y dolores de cabeza.

2. Durante las vacaciones, los niños están en casa y puede llegar a ser muy demandante.  Los más pequeños no entienden por qué los padres no están de vacaciones y ellos sí,  por lo que es muy importante explicarles la situación y tratar de realizar con ellos actividades divertidas y fuera de lo común.

3. Aprovecha el tiempo al máximo, las vacaciones de verano son ideales para que tus hijos aprendan algo nuevo; cursos de verano de pintura, natación, teatro. ¡Hay cientos de opciones.

4. Usa las hora extra de luz  para realizar actividades al aire libre, de esta forma te llenarás de energía y vitalidad, al mismo tiempo que te relajas.

5. Cuando salgas de vacaciones, desconéctate. Apaga teléfonos celulares, tablets, no cargues con la computadora. Utiliza el tiempo y el espacio para reencontrarte contigo y con tu familia.

¡Disfruta esta hermosa época del año para disfrutar de los tuyos al máximo y salir de la rutina!

Productos recomendados:

Rescate®: Flores de Bach para el estrés, la ansiedad y la depresión.

ok_1098

Deja un comentario